oct 11, 2013
Cruz

¿Por qué mi mamá grita?

Mamá, no grites

Queridas amigas, hoy voy a confesar que soy una gritona. Me gustaría deciros que soy una tía paciente, que le explica a sus hijas lo bueno y lo malo de la cosas, que le doy siempre un toque de gracia y sabiduría a la vida. Pero no, lo mío es el grito, la desesperación y en algunos momentos, la ira.

¿Por qué? No lo sé. Supongo que no hice el curso de Autocontrol de CCC.  Lo único que sé es que tengo identificados estos cuatro motivos fundamentales.

LA FRUSTRACIÓN, porque hay que saber improvisar cuando los planes se caen. Nos pasa a todas. ¿Cuántas veces has tenido que cancelar planes geniales porque tus hijos se ponían malos? Cientos! y eso va  a seguir pasando. Así que asúmelo, no te frustres y busca planes alternativos. Ellos no tienen la culpa.

LA IMPACIENCIA, porque has repetido cinco veces que se pongan la chaqueta y no se la ponen. Nosotros mandamos y ellos hacen lo que les da la gana; Normal. Están super-estimulados. Supongo que ponerse la chaqueta es lo menos emocionante. Nos queda darle vueltas al coco, para que las cosas aburridas que tienen que hacer sí o sí se conviertan en algo divertido.

Ejemplo 1:

Cuando salen de la guarde y no quieren ir a casa andando.

-Vamos, Gloria. (Gloria se queda mirando unas hojas del suelo)

-¡Vamos, Gloria! (subiendo el tono de voz) (Gloria no mira)

-¡¡¡Vamos Gloria!!! Me voy!!!!!!

La reacción de Gloria es la misma en los tres casos. A la madre (que soy yo) no se le ha ocurrido nada más que gritar y la reacción ha sido la misma. NO SE HA MOVIDO.

Ejemplo 2:

-Vamos Gloria.

-Ven, vamos a hacer una carrera hasta la farola. 1,2 y 3….

Consejo: No llevar tacones y hacer la vuelta a casa un juego en cada esquina. Eso sí, llegas antes, pero como si hubieses hecho el IRONMAN. Y eso nos lleva al tercer punto.

EL AGOTAMIENTO; porque trabajas, la casa te lleva a ti y tú además tienes que ser madre, esposa y ser humano, en los ratos libres. ¿Qué hacer con el bajón? Bueno, hay distintas recetas. Descansar, puede ser una de las más sanas, pero no siempre es posible, así que lo mejor es las drogas legales; Pharmatones y demás complementos vitamínicos suelen ayudar. Por lo menos, psicológicamente. También puede ser interesante no acumular tareas y delegar. Por eso pasamos al punto cuatro.

LA ACUMULACIÓN DE TAREAS, porque cuando crees que eres superwoman, estás perdida. Sé honesta con las cosas que tienes que hacer al cabo del día. Sabemos que todas somos multitarea, pero seguro que hay cosas, que son menos interesantes, que las puede hacer otro. Pide ayuda. No esperes que el que duerme contigo vaya a recoger la cocina si tú no se lo dices. Él no cree que sea una prioridad y tú sí. Pues díselo. No utilices la ironía en estos casos porque no funciona: Comprobado.

Una vez identificado mis porqués me queda un trabajo ‘extra’ de buscar soluciones a lo de la mamá que gritaba demasiado. Creo que es el momento de que cada una aporte su granito de arena. Venga a mojarse.

Escribid ideas que me pueden ayudar y mis hijas te lo agradecerán.

Social Media Icons Powered by Acurax Social Profile Design Experts